Hoy te pido que escribas lo que yo llamo una Tarjeta de Declaración.


Te darás cuenta de las creencias que tienes sobre ti mismo – creencias que han estado funcionando inconscientemente y que han sido las que han estado llevando las riendas.

 

 

EJERCICIO DEL DÍA:

Tómate un tiempo para sentarte en silencio, sin distracciones; toma dos tarjetas en blanco u hojas de papel (puedes utilizar también los archivos PDF imprimibles que se encuentran en la parte inferior de esta página).

Quiero que pienses en tu falsa forma de ser y en tu verdadera forma de ser.

Describo este ejercicio en el vídeo de hoy (y también hay una transcripción en la parte inferior de esta página web).

 

Tu Verdadera Forma de Ser es Amor.

He publicado algunas declaraciones de las lecciones del libro de trabajo de Un Curso de Milagros en la parte inferior de esta página, que se puede utilizar como tu Declaración de la Verdad.

Tu falsa manera de ser es lo que se consideran características “humanas”, que son comportamientos aprendidos (débiles, cansados, asustados, enojados, celosos, perezosos, agradable, bueno, malo).

El amor es lo que eres.

Eres Espíritu, completo, sanado y perfecto.

No eres tu cuerpo, sin embargo pareces encontrarte en uno.

 

Todas las enfermedades y los problemas se disuelven fácilmente cuando constantemente, de forma activa y deliberadamente, te sostienes a ti mismo en una vibración de la Verdad.

Piensa en esto: El Espíritu no puede estar enfermo.
La Luz (que es lo que eres) no tiene miedo.
El amor no tiene ningún problema.

Sin embargo… siempre y cuando creas que eres un cuerpo, separado del conjunto, solo en el Universo, experimentarás lo que aparecen como enfermedades, problemas, dificultades y miedo.

Este Programa de 40 días es un reto para que puedas mantenerte constantemente en la Verdad, y declarar la Verdad a menudo.

¡Aquí están mis Tarjetas Declaración!

 

 

Verdadera (NUEVA) Manera de Ser PDF

Falsa (VIEJA) Manera de Ser PDF

 

ESTE ES UNA GRAN EXPERIMENTO. Te pido mantener una mente abierta, y simplemente practica poner estas ideas en tu vida.

Durante 40 días, pido honrar al Sí mismo que eres, el Cristo en ti, la Luz que eres.

Pido que te repitas continuamente a ti mismo: Soy tal como Dios me creó. Yo soy sano, completo y perfecto.

 


Practica esta idea con gratitud.


 

Ni siquiera tienes que saber lo que significa. Hay algo en ti que esparce la vida al repetir la frase “Soy tal como Dios me creó”.

 

“Vamos a declarar esta verdad tan a menudo como podamos. Esta es la llave que abre la puerta del Cielo, y que te permite entrar en la paz de Dios. “
-Un Curso de Milagros

 

 

Además de conocer la verdad, tienes que ver tus falsas creencias ocultas para que puedas mirarlas; perdónalas, y déjalas ir.

Hasta que no atendamos tus creencias y pensamientos, que permanecen enterrados, inconscientes, al acecho, seguirán creando el caos en tu vida – continuamente dándote efectos de enfermedad, dolor, problemas y dificultades.

Disfruta del video y diviértete con esta práctica. No puedes hacerlo mal. No trates de hacerlo perfecto. No trates de hacer las cosas bien.

Si no puedes encontrar cuales son tus creencias, simplemente mira tus pensamientos durante unas horas y anota los pensamientos que surjan.

 

Únete a Nuestro Grupo de Facebook

 


TRANSCRIPCIÓN DE VIDEO/AUDIO

Día 2 de 3 días de preparación – Tarjeta de Declaración

¡Hola, bienvenido!

Soy Lisa Natoli.

Muchas gracias por estar aquí.

Este es el programa de 40 días y estamos en los 3 días para estar listos y prepararnos y esto es el Día 2.

Así que ni siquiera hemos comenzado el día 1 de los 40 días, sólo estamos a punto de ir en un viaje y nos “preparamos” .

De lo que quiero hablarles hoy es acerca de las Tarjetas de Declaración y el poder de tu palabra, y cómo todos los pensamientos tienen poder. Voy a recapitular sobre las 3 cosas que yo he pedido para que puedas prepararte para este viaje que estás a punto de tomar.

La primera parte es despejar tu espacio, y vamos a pasar la primera parte de los 40 Días, -tal vez los primeros diez días, una vez que comencemos el día 1- de verdad ordenando lo que está en tu mente. Vas a ver, va a ser increíble cuando comienzas a ver que estos pensamientos han estado controlando tu vida. Ellos sólo han estado ejecutando un programa y vamos a dejarlos ir.

Vamos a permitirnos, que todas nuestras quejas aparezcan, a mirar el miedo y a liberar todo lo que has estado dispuesto a dejar de lado. Vamos a utilizar el perdón y lo que estoy pidiendo aquí en la fase de preparación de estos 3 días es limpiar el desorden de tu espacio, justo como si te fueras en un viaje.

Yo decía ayer que Bill y yo viajamos mucho y siempre nos preparamos. Sabes… antes de ir en un viaje, me tengo que ir de compras, comprar más ropa, comprar comida para el avión. Luego, cuando se acerca el momento de partir, limpiamos nuestro espacio. Sacamos todo, tiramos un montón de cosas.

El Programa de 40 Días es un gran experimento de verdad. Es un experimento en el que estás permitiendo que todo sea exactamente como es. No estamos tratando de lograr nada, no estamos tratando de hacer nada. No estás tratando, no estás planeando soluciones. Estás, realmente permitiéndote quedarte quieto, como Jesús hizo en los 40 días en el desierto, y permitiéndote ser tentado.

Estás permitiéndote tener todas las cosas que te empujan hacia abajo, todos tus miedos, tus emociones negativas, que entren en tu consciencia. Harás eso, de manera que te puedas ver en ellos, y los puedas liberar.

Así que es un programa completamente nuevo de verdad; estás dejando tu antigua vida, eso es lo que dije ayer, y tú no vas a volver. Así que quiero que mires alrededor de tu espacio físico, en tus armarios, en el refrigerador, en tu casa y sólo ve lo que no va a estar en el nuevo espacio, lo que ya no sirve, y deshazte de eso.

También te pido que compres un diario. Así que compra un diario porque pueden haber cosas que se escuchen en este programa, en los videos, en los mensajes que puede ser muy útil para simplemente anotarlas y poder recordarlas. Una vez vamos caminando, voy a describir la práctica de escuchar a tu Maestro Interior, el Guía Interior; el diario puede ser una herramienta muy útil para permitir que esta comunicación llegue a través de ti y simplemente la anotes en tu diario.

Así que compra un diario, limpia el desorden, y las otras dos cosas son la Tarjeta de Declaración de la que voy a hablar hoy, y la carta de compromiso… Todas estas cosas se pueden descargar en la página web. Puedes mirar todas ellas ahora. Sólo quiero describir en detalle la tarjeta de Declaración y mañana voy a hablar de la carta de compromiso. Así que se puedes ver lo que dice ahora, pero yo no voy a hablar de eso hoy.

Por último, el Acuerdo para poner fin a la adicción, totalmente opcional, si quieres dejar ir algo, también es descargable. Puedes ver el vídeo donde hablé de dejar ir mi propio alcoholismo y el tabaquismo, sólo es de firmar el documento.

Acabas de hacer un acuerdo que durante 40 días, no vas a participar en ningún comportamiento autodestructivo que sabes ya no te sirve.

Sé que parece ser mucho en este momento que se comienza, y realmente quiero que sea sencillo, pero sé que estas herramientas son muy poderosas. También quería mencionar brevemente por qué dejé de ser una entrenadora para la vida, (life-coach) lo mencioné ayer. Empecé este programa en 2010.

Yo estaba haciendo entrenamiento privado, en llamadas telefónicas en Skype una hora individual a la semana, empecé recibiendo este muy fuerte llamado de que no quería que la gente dependiera de mí. Quería que dependiera de su propio Maestro Interior y dependieran de Dios y terminé el programa. Yo sólo sabía que eso no era más para mí.

Así que lo que hago ahora es verme como una guía temporal. Me veo a mí misma como una maestra y estoy aquí llevándote a tu Maestro interior donde recibes tu propia instrucción, tu dirección, tus propias respuestas, porque nadie podría saber lo que posiblemente necesites. Pero tienes un Maestro que lo sabe todo y eso es de lo que este Programa de 40 Días se trata, de que vas a desarrollar una relación con esta Presencia y este poder, y tendrás una experiencia directa.

Quiero hablar de la tarjeta de Declaración. Tengo dos tarjetas aquí y sólo voy a describir lo que es esto. Así que cuando hice mi propio experimento de 40 días, para empezar, yo sabía que tenía que pasar de una cierta manera de ser que yo había considerado normal para mí, a una nueva forma de ser. Yo había estado esperando a que el cambio viniera. Seguí esperando que mis relaciones cambiaran, tener más dinero, que mi cuerpo fuera diferente, y entonces pensé, yo seré diferente. Pero no había muchos cambios en mi vida.

Por último, acabas de tomar esta decisión que, “Durante 40 días, voy a ser el cambio.” Este es el Programa de 40 Días . Así que hoy lo vas a estar mirando, y quiero pedirte escribir esto, para pasar un rato tranquilo y pensar realmente acerca de esta práctica. He puesto estas dos cosas que voy a pedirte que hagas como archivos PDF en el sitio web, pero también se puede hacer sólo en un pedazo de papel y hacerlo tú mismo.

Declaraciones… Jesús habla en Un Curso de Milagros de la “Declaración de la liberación” y la “Declaración de independencia.” Y siempre estás declarando cosas en todo momento. Si te ves a ti mismo por un día, estás declarando cosas sobre ti mismo todo el día. “No soy lo suficientemente bueno. Estoy cansado. Estoy triste. Me siento solo. Estoy feliz.” Constantemente estamos declarando todo el día, pero no lo notamos.

En estos 40 días vas a estar prestando mucha atención. Esto es parte del compromiso que vamos a estar haciendo. Vas a estar poniendo mucha atención a los pensamientos que estás teniendo, a las palabras que estás utilizando, a las historias que estás diciendo. Vas a comenzar a notar la voz en tu cabeza, tú crees que hay en realidad dos voces. Vas a ser capaz de distinguir entre las dos.

Lo que quiero que hagas es, en un pedazo de papel o en una tarjeta, escribe tu falsa forma de ser. Esta es tu actual forma de ser, que es lo que yo llamo tu vieja forma de ser, porque vamos a pasar a una verdadera forma de ser y éstas son tus declaraciones. Así que quiero que pienses en lo que declaras acerca de ti ahora.

Yo sólo voy a leer lo que escribí; éstas son algunas de las cosas que eran mi vieja forma de ser, las cosas que solía hacer, quejándome, posponiendo las cosas, débil, temerosa, llena de dudas, sintiéndome pequeña, ocultando, culpable todo el tiempo. Nunca haciendo lo suficiente, nunca suficientemente buena, deseando que mi vida fuera diferente, no amada, deseando, preguntándome, a la espera; éstas eran tres grandes para mí.

Luego están: floja, distraída, siempre criticando mi cuerpo, tratando de hacer que las cosas sucedieran, esfuerzándome. Yo tenía la creencia de que las cosas eran difíciles y duras, llena de vergüenza, crítica. Cuando leo esto ahora, no puedo creerlo, ¡pero esto era cómo vivía mi vida, y estas cosas eran normales para mí! Yo siempre estaba luchando con el dinero, tenía la creencia de que tenía que trabajar duro o no pasaba nada. No tenía dinero, estaba endeudada, estaba enferma, tenía la sensación de que estaba sola, siempre había miedo y siempre me decía: “Estoy tan ocupada, no tengo tiempo!”

Suena divertido ¿no? Pero es así como vivía mi vida. Esta fue mi falsa forma de ser, esta no es mi verdadera forma de ser. Nunca vas a salir de este modo de ser, hasta que se haga un cambio. Toma una decisión, “he terminado con esto. Ya he terminado con el conflicto, he terminado con juzgarme a mí mismo, he terminado con esta forma de ser”.

¡He terminado!

Y no tienes que saber cómo no ser esto, sólo tomas la decisión que ya no serás nada de esto.

Ahora lo que vas a hacer es entrar al espacio de silencio, y decir: “Muy bien, esta es mi verdadera forma de ser, mi nueva forma de ser.” Este es el Ser que eres, eres Espíritu; éste es tu verdadero Ser. Quiero que sólo pienses en ello; si alguna vez has visto a una persona que ha fallecido y el cuerpo está tendido allí, sabes que eso no es la persona que amas, no hay más vida, el Espíritu se ha ido. La persona que tenía todas esas cualidades se ha ido, no existe y el cuerpo sólo se pone más frío en un minuto y luego se lo llevan.

Así que eso no es lo que eres, no eres tu cuerpo. Quiero que pienses en lo que realmente eres. Eres Espíritu, eres completo, eres perfecto, el Espíritu no puede enfermarse. La vida eres TÚ , la vida en ti no puede cansarse, sin embargo parece que se cansa, pero eso no es lo que eres. Así que lo que vamos a hacer durante 40 días es que, al principio, vas a declarar la verdad de lo que eres. Luego, sólo vas a declarar tu compromiso de ese día para vivir en este espacio, vivir en el amor.

Mi verdadera forma de ser es: soy un Hijo de Dios. Conseguí salir de mi carencia financiera completamente diciendo: “Soy una Hija de Dios. Dios es mi Fuente. Lo tengo todo”. Yo decidí: “Está bien, durante 40 días voy a jugar un juego. Voy a jugar un juego que me estoy yendo a ser lo que soy, completa y perfecta. Yo no soy mis historias, yo no soy mi cuerpo, y durante 40 días voy a vivir de esta manera “.

Lo que ocurre, como dije ayer, es que cuando se empieza a cambiar de manera tan dramática, todo lo que has enterrado, Bill lo llama “lo escondido en la bóveda”, sale. Es como si la energía se mueve y, de repente, todo tipo de porquería se encuentra frente a ti.

Todo el miedo, toda tu ira, es como si estuvieras aún más loco que nunca, y es por eso que por 40 días quiero que pienses en Jesús, en la quietud, sencillamente sin moverse.

Dibuja un círculo de luz a tu alrededor y di: “Bueno, estoy permitiendo que todo salga ahora y no huiré. Sólo quiero estar fuera del miedo ahora ¡y quiero hacerlo rápido! Voy a darlo todo para este Programa de 40 Días. Yo me voy a dar esto como un regalo para mí mismo”.

Mi verdadera nueva forma de ser es, “Soy un hijo de Dios. Soy amado, adorable, cuidado, protegido, seguro, potente, fuerte, seguro e ilimitado”. En Un Curso de Milagros hay una lección: la 91, que le da un ejercicio práctico para esto. Dice: “Yo no soy débil, pero fuerte. Yo no soy impotente pero potente. No estoy lleno de dudas, pero certero. Soy ilimitado”.

Así que lo que estamos haciendo es que estamos declarando la verdad sobre nosotros mismos y lo que Jesús, quien es el autor de Un Curso de Milagros dice, es: “Vamos a declarar la verdad tan a menudo como podamos.” ¿Y qué va a requerir de ustedes? Es no utilizar los ojos de tu cuerpo durante 40 días. Sólo sigue afirmando la verdad y declarando: “Yo soy Espíritu. La paz de Dios está brillando en mí ahora”. Esa es la verdad. “La paz de Dios brilla en ti ahora”. Aunque no lo veas o no lo sientas, lo es. Está brillando en ti, es una luz.

Los chicos de la ciencia cuántica ya están demostrando esto, ya están demostrando que no eres más que energía que se mueve alrededor, la cual mantiene una forma por los pensamientos que piensas continuamente una y otra vez. Así que sólo sigue diciendo: “El amor de Dios me rodea. Estoy radiante, vibrante, completo, curado y todo, todo es fácil”.

Eso fue un verdadero cambio para mí, porque antes mi pensamiento era: “Todo es difícil”, pero ahora todo es fácil y es mi realidad ahora, esa es mi experiencia, las cosas vienen a mí sin ningún esfuerzo. Estoy relajado y en paz, amo la vida, amo a Dios, yo me amo, amo a todos. El amor es todo lo que hay. Soy activo, alegre, juguetón, creativo, apasionado, entusiasta, uno con Cristo, uno con Dios.

Lo que te pido que hagas hoy, además de simplemente limpiar el desorden, es sólo que hagas la limpieza de tu espacio porque vas a un viaje y no tiene retorno! Quiero que sientas eso, quiero que sientas que vas a una nueva vida.

Entonces les pido que te tomes su tiempo hoy y piensa en lo que tu falso yo es, y si no lo sabes, sólo presta atención hoy a tus pensamientos. Presta atención a las cosas que dices, lo pones en un papel y luego piensas en tu verdadero Ser.

He puesto algunos ejemplos en el sitio web que provienen de Un Curso de Milagros sólo para despertar el tipo de memoria de lo que realmente son, y como siempre, quiero que te diviertas con esto, quiero que trates estos 40 Días como un juego que estás jugando. Se requiere confianza; sé que esto es completamente un territorio desconocido.

Comenzarás a sentirte diferente, comenzarás a ver las cosas diferente, y estoy emocionada por eso. La curación es cierta,

Te amo, gracias.

 


ALGUNAS DECLARACIONES DE VERDAD DESDE Un Curso de Milagros
No dudes en utilizar cualquiera de estos en tu tarjeta de tu verdadera (Nueva) forma de Ser – o poner los tuyos:

 

Yo soy Espíritu

Estoy completo y curado.

Mi mente es parte de la de Dios. Soy muy santo.

La paz y la alegría de luz permanecen en mí.

Estoy sostenido por el amor de Dios.

No hay nada que temer.

Mi santidad envuelve todo lo que veo.

Mi santidad bendice al mundo.

Yo soy la luz del mundo.

Dios va conmigo dondequiera que yo voy.

Tengo derecho a los milagros.

Soy Un Ser, unido a mi Creador.

Soy amor.

La paz de Dios está brillando en mí ahora.

Elijo el gozo de Dios en lugar de dolor.

No soy un cuerpo. Soy libre.