Hoy, cambia tu atención del Ser personal (la que está basada en el miedo) al Ser (el Cristo que es amor).


VIDEO CON LISA NATOLI

 


DÍA 32 AUDIO EN ESPAÑOL


Te has observado a ti mismo como un halcón ahora por más de 30 días.

Eres lo máximo.

Ahora te invito a mover el foco de atención lejos de tu persona y hacia Cristo.

¿Cómo puedes saber la diferencia entre ser y Ser?


¡Aquí lo tienes!


El Ser con “s” minúscula (centrado en el miedo):

No tengo suficiente.
Estoy completamente solo.
Quiero…
Necesito…
¿Qué hay aquí para mí?

Es muy auto-contenido en su modo de vida. Es muy egocéntrico – lleno de carencia y el miedo

El Ser con “S” mayúscula (centrada en el Amor):

Centrado en Cristo.
Reconoce a Dios.
Tengo todo.
Yo soy todo.
Dios está conmigo.
Tengo amor, gozo, paz, gratitud y estoy felizmente dando estos regalos a todos.
Estoy aquí para servir.

Hoy en el vídeo, ofrezco la Oración del Sanador de Un Curso de Milagros, y la historia de cómo nació en enero de 1966.

 

Recuerda que todo lo que se ofrece aquí durante estos 40 días es una forma de conseguir pensar y ver de una manera nueva.

Muchas personas no tenían idea de cuánto solían estar atacando, condenando, criticando y juzgándose a sí mismos y a los demás.

Es un enorme paso para ver lo que la mente hace y darte cuenta de que tienes el poder de cambiar tu mente.

Pero aquí está la cosa: muchas personas se atascan allí: limpiando, encontrando viejos agravios para soltar, perdonar, y mirar las heridas de la infancia.

Puedes notar que viéndote a ti mismo como un halcón puede convertirse en una práctica muy ensimismada. Por un lado es genial que puedas ver la manera en que la mente funciona y todos los pequeños trucos del ego, pero por otra parte puedes sentir que es una batalla constante ¡sin un final a la vista!

Por ejemplo, probablemente puedas ver cuando tú entras en la tristeza, la depresión, la preocupación, la culpa, ataque o indignidad, pero luego te sientes culpable que sigues atrapado en el ciclo.

Verte a ti mismo como un halcón es una forma temporal para ver lo que has sido incapaz de ver antes, pero que te ayuda a moverte más allá de eso.

Ver a Cristo como un halcón es la forma de mover el foco de atención de tu ser a tu Ser.

Y lo que pasa es que “el observador” desaparece cuando te identificas completamente con Cristo.

Cristo no está fuera de ti. No es un ser separado. Es toda tu mente sin ilusiones.

Así, “mirar a Cristo como un halcón” es una gran manera de centrarse en el amor que eres, y dejar que el ego se vaya.

No existe tal cosa como “un ego”. Es descrito en Un Curso de Milagros, porque el curso está escrito dentro del marco del ego cuando es necesario. Esa es la parte brillante acerca de UCDM – nos encuentra donde creemos estar – atrapado en la creencia de la separación, en un mundo de cuerpos – y trabaja con nosotros desde ese punto de partida. Por ello, utiliza un lenguaje que podemos entender, pero sólo para hacernos salir del lugar donde creemos encontrarnos.

Pero tú no eres un ego ni nadie más. En verdad, no existe tal cosa como la dualidad. Sólo hay amor.

Por lo tanto, volvamos a pensar en Jesús en el desierto, cuando le dijo NO al diablo.

Esto es lo que se le pide a todos y cada uno de nosotros. A decir “no” cuando la tristeza, temor y duda venga a tentarnos.

Y en lugar de todo eso mirar a Dios y a Cristo.

 


MANUSCRITO ORIGINAL DE UN CURSO EN MILAGROS

Como menciono en el video, aquí está el enlace para descargar el manuscrito original de Un Curso en Milagros en PDF imprimible (por el momento disponible únicamente en inglés):
http://courseinmiracles.com/acim-resources/download-urtext-pdf-s

Esto no es material necesario de lectura. Es sólo para personas que están interesadas en el manuscrito original con las notas originales a Helen y Bill.

Una vez que hagas clic en el vínculo, se te llevará a una página donde podrá ver “DOWNLOADS FOR A COURSE IN MIRACLES URTEXT” (Descargas para Un Curso de Milagros Urtext). Haga clic en eso. Desde allí, verá muchas opciones diferentes. El que yo uso está listo para imprimir. Haz clic en lo que desees y luego pulsa el botón de descarga. También puedes descargar los mensajes especiales, Manual del Maestro y Lecciones. ¡¡Es como la mañana de Navidad!! ¡A disfrutar! Os animo a dar una donación mientras estás allí. Es mi amigo Tony, que es increíble y lo está haciendo todo por amor. Su generosidad ayuda a mantener este servicio gratuito y para él para mantenerlo disponible. Gracias, gracias, gracias.

 


PRÁCTICA/EJERCICIO DEL DÍA:

1. Ver el video del Día 32 (o escuchar el audio o leer la transcripción).

2. Quitar la palabra “ego” de tu vocabulario para describirte a ti mismo o a otras personas. No eres un ego y no tienes uno, no lo utilices para describirte o lo que piensas que está ocurriendo. Todos ustedes son la luz.

3. Enfócate en Cristo (Dios, tu Maestro Interior/Guía, Jesús, Espíritu Santo, Amor, tu Ser).

 


Si has encontrado que este programa ha sido de valor para tu vida, siéntete en libertad para contribuir con una donación, esto permitirá que el programa se pueda seguir ofreciendo gratuitamente.

Quiero Donar

Únete a Nuestro Grupo de Facebook


TRANSCRIPCIÓN DE VIDEO / AUDIO:

Día 32: Ver a Cristo Como un Halcón

¡Hola, Bienvenido! Soy Lisa. Hoy es el día 32 y el tema de hoy es “Mirar a Cristo Como un Halcón.”

De modo que te has estado viendo a ti mismo como un halcón durante los últimos 30 días, y mucha gente se pueden atascar en eso.

Quiero ofrecer unas pocas cosas para ayudarte a mover tu enfoque y tu atención lejos de ti mismo.

Esta es la forma de eliminar ese “doble escudo de olvido” y pasar a través de las nubes, pasar a través de la ilusión, se va a través del cerco, porque no estás siendo ensimismado ya.

Estás reconociendo que hay uno contigo y tu enfoque va allí ahora.

Tan sólo deseo darte una hermosa oración de Un Curso de Milagros. Fue dado a Helen Shucman y Bill Thetford en enero de 1966 y es una de las oraciones más famosas en el libro. La mayoría de las personas que tienen el libro conocen esta oración, “Estoy aquí únicamente para ser útil” y quiero contar la historia de esa oración, y también quiero decir que la presencia del miedo es un signo seguro de que estás confiando en ti mismo.

Lo que estamos haciendo ahora es que estamos confiando en nuestra Guía, y de nuevo, yo quiero que encuentres una palabra que funcione para ti. Puedes utilizar Dios, Espíritu Santo, Cristo, Jesús, Jesucristo, el Amor, la Luz, no importa qué palabra utilices siempre y cuando sepas que no estás solo. Esta guía no está fuera de ti, está dentro de ti.

“Ver a Cristo como un halcón” te está moviendo ahora a reconocer que hay uno contigo. Lo que ocurre es que mucha gente sigue diciendo, “mi ego esto, mi ego aquello” o hablando del ego de otras personas y estamos viviendo el mensaje ahora. Nos hemos movido hacia el lugar donde ya no estamos en un proceso, y te pido que retires la palabra ego de tu vocabulario para describirte a ti mismo o la manera como te sientes de otras personas.

No eres un ego. Eres todo luz y nadie es un ego, todos ellos son la luz, ¿recuerdas? Estamos viendo más allá de las apariencias y el pasado de las historias de la gente hacia la luz que está ahí. Por lo tanto, si piensas que la otra persona está siendo un ego, entonces todavía estás mirando la historia y la apariencia. Ahí es donde debes detenerte ahora y decir, “Bueno, ¡ja! Ahora yo estoy centrado y recordando la luz que yo soy. Estoy viendo la luz de mi hermano, estamos unidos como uno y veo el Rey, veo el Cristo”.

Yo sólo quería dar una especie de ejemplo de los dos diferentes sistemas de pensamiento antes de que me adentre en esta oración. Pero cuando estás viviendo como una persona que está atrapado en una creencia en la separación, que es cómo la mayoría de nosotros hemos vivido nuestras vidas, algunas de las cosas que piensas son, “no tengo suficiente” y “yo quiero, yo necesito y ¿qué hay aquí para mí?” Es muy autosuficiente, es muy ensimismado y está lleno de carencia. “No tengo suficiente y quiero y necesito”.

Cuando estás centrado en Cristo, es toda una historia diferente, es toda una sensación diferente. Desde ese lugar tú estás reconociendo, “tengo todo lo que necesito”. Tienes el poder de Dios contigo, tienes el amor y la alegría y la luz para dar y estás dando ahora. Puedes ver cada vez que das, recibes más. Esto aplica a las cosas físicas también.

Ayer estuve hablando de dinero y te das cuenta de que: “No tengo que bloquear nada ahora. Estoy aquí sólo para representar a Aquel que me ha enviado. Estoy aquí para dar. Estoy aquí para dar paz, estoy aquí para dar amor, estoy aquí para dar alegría, estoy aquí para ofrecer una mano. Estoy aquí para dar dinero, estoy aquí para dar todo lo que está delante de mí, está aquí para ser compartido”. Y cuando estás viviendo centrado en Cristo, el tipo de cosas que estás pensando desde ese lugar porque estás viviendo en abundancia es, “Estoy aquí para servir”. Estás reconociendo tu guía y dices, “¿Qué quieres que yo haga? ¿Dónde quieres que vaya? ¿Qué quieres que yo diga y a quién?”.

Tengo esta gran carta de esta mujer que tiene un perro y estaba diciendo que ella le entrenó para servirle a ella, y para mí es lo que Cristo está haciendo, él está entrenándonos para servirle.

Así que quiero ir a esta oración, “Estoy aquí únicamente para ser útil.”, y es del capítulo 1 en Un Curso de Milagros. Quiero contarte acerca de la historia. Sucedió en enero de 1966 y Helen y Bill estaban recibiendo la voz. Estaban escribiendo, y recibían instrucciones muy personales, porque Jesús era la voz, es la voz, estaba tratando de hacerles escuchar y eso es lo que está sucediendo ahora contigo, están aprendiendo a escuchar.

Ellos fueron invitados a ir a Princeton, Nueva Jersey, a un centro médico para una conferencia sobre la rehabilitación y es en este momento cuando llegó esta oración. Jesús dijo que Bill tenía que ir porque necesitaba trascender su temor de cuerpos quebrantados y necesitaba aprender a estar disponible cuando fuera enviado por Jesús.

Así la oración que les fue dada era, “Estoy aquí únicamente para ser útil”, y en el manuscrito original sólo está en cursiva. Así que es un énfasis, “Estoy aquí únicamente para ser útil“. No estoy aquí para obtener mis necesidades o mi deseo cumplido, no estoy aquí para ser inteligente y hermoso. No estoy aquí para tener la razón, no estoy aquí para ser admirado. “Estoy aquí únicamente para ser útil“. Tengo un propósito.

Está Un Curso en Milagros en una versión editada, que es el libro azul, y este es el que yo siempre uso, pero también conozco el manuscrito original muy bien y está disponible, y voy a publicarlo como un regalo para ti. Un amigo mío, Tony, que ha puesto toda la versión original de Un Curso de Milagros en un PDF con todas las notas originales, así que siéntete libre para descargarlo. Te sugiero que lo lleves a una imprenta, es muy largo, si estás interesado en ello. Por favor, dale una donación, es totalmente gratuito y lo hace todo por amor.

Como menciono en el video, aquí está el enlace para descargar el manuscrito original de Un Curso en Milagros en PDF imprimible (por el momento disponible únicamente en inglés):
http://courseinmiracles.com/acim-resources/download-urtext-pdf-s
Una vez que se pulsa el botón de descarga, verás muchas opciones diferentes. El que yo uso está listo para imprimir. También puedes descargar los mensajes especiales, Manual para Maestros y el libro de ejercicios. ¡¡Es como la mañana de Navidad!! ¡A disfrutar! Os animo a dar una donación mientras estás allí. Es mi amigo Tony, que es increíble y lo está haciendo todo por amor. Su generosidad ayuda a mantener este servicio gratuito y para que sea capaz de tenerlo disponible. Gracias, gracias, gracias.

Así que la siguiente línea en el Libro Azul, el libro editado, dice, “Estoy aquí en representación de Aquel que me envió”. En el manuscrito original dice, “Estoy aquí en representación de Cristo que me envió.” Entonces él dice, “No tengo que preocuparme por lo que debo decir ni por lo que debo hacer,pues Aquel que me envió me guiará. Me siento satisfecho de estar dondequiera que Él desee, porque sé que Él estará allí conmigo.
Sanaré a medida que le permita enseñarme a sanar”

Esto es importante. Por lo tanto, si tú supieras que Cristo estaba enviándote a todos los lugares donde te encuentras, ¿cómo te afectaría saber eso? ¿Cómo tendría que cambiar la forma en que te presentas, si estás ahí para representarlo? Estás ahí para amar y no tienes que preocuparte de qué decir ni qué hacer, porque quien está contigo y te envió allí, te dirigirá.

La mayoría de la gente simplemente entra en pánico con eso porque piensan, “no quiero hacerlo mal”. Dice que no tengo que preocuparme, pero la mayoría de la gente inmediatamente se preocupa y dice, “no estoy escuchando la voz”. Pero recuerda, la presencia del miedo es un signo seguro de que estás confiando en tu propia fortaleza. Así que lo que estamos haciendo ahora es que estás aprendiendo a tener dependencia completa en Dios y estás recordando que nunca estás solo, y que has sido enviado a cada situación por el Amor mismo.

Esto fue dado muy temprano en las notas, en enero de 1966, cuando se puso, “Estoy aquí en representación de Aquel que me envió” y no fue hasta mucho después de que empezaron a comprender que este mensaje venía de Jesús. Por lo que tiene un significado diferente cuando se piensa como que, “Estoy aquí sólo para ser verdaderamente útil y soy enviado por Jesús para representarle.” Jesús es el amor puro y tú eres el amor puro y ahora estás representándole. No te estás mostrando como un humano más, estás allí sólo para estar disponible y ahora estás “viendo a Cristo como un halcón”.

Estás escuchando ahora, estás saliendo de tu propia historia y tú estás diciendo, “Está bien, ¡wow! Estoy ahora en una colaboración, y ahí es donde mi enfoque está. No estoy centrando más en mi identidad personal limitada y mis problemas, estoy reconociendo que estoy aquí como una luz en el mundo. Hay Uno que va conmigo, y que me ayuda y guía e instruye. Ese es mi enfoque ahora”.

Yo sólo quería compartir una última cosa, en las notas originales Jesús le dice a Helen, “¿Has notado que muchas veces te he dicho que le ayudes” para ayudar a Bill, “cuando me pides que te ayude a ti?”. Esa línea soluciona todos mis problemas. Cuando estoy atascada, sólo necesito recordar que necesito empezar a dejar fluir la energía. Tengo que salir de mis pequeñas burbujas auto-contenidas, e incluso si estoy sola, puedo simplemente sentarme en silencio por un momento y enviar Amor a otras personas.

De esta manera puedo dejar de pensar en “¿Cómo puedo solucionar mi problema?” y yo simplemente tomo un momento y digo, “necesito unirme con otros ahora.” O, simplemente, salir fuera, tú sabes, salir a la calle y permitir que la luz fluya, ir para ayudar a alguien y así es cómo esto ayuda, porque esta última frase, “Sanaré a medida que le permita enseñarme a sanar“, y la sanidad es unirse. Así es como puedes ser sanado, estás siendo curado a medida que permites que otros sanen mediante el reconocimiento de tu propia integridad y la plenitud de los demás.

Así que vamos a “mirar a Cristo como un halcón” a partir de ahora y te doy las gracias por estar aquí. Estamos jugando un juego feliz, ese juego es un verdadero juego, eres todo y eres perfecto y Dios está contigo. Te amo.

 

Únete a Nuestro Grupo de Facebook