VIDEO CON LISA NATOLI

 


DÍA 3 AUDIO EN ESPAÑOL


LOS MILAGROS NO TOMAN TIEMPO – ¡PORQUE NO TOMA TIEMPO SER LO QUE TÚ ERES EN REALIDAD!


¿Cuánto tiempo es necesario para Recordar tu Verdadera Identidad – como Luz, Amor, Espíritu, Uno Con TODO?

¡¡Ningún Momento!! – ¡Es instantáneo!

Lo que pareciera normalmente tomar tiempo, es quedarse en el mismo lugar constantemente, hasta quedarte atascado.

Eso es lo que realmente son estos 40 días – Un tiempo para Aceptar y vivir tu Verdadera Identidad en una base diaria, durante 40 Días.

Muchas Personas pueden cambiar fácilmente del miedo al amor, no tienen problema.

Pueden cambiar de lugar de la tristeza a la alegría, con bastante facilidad.

Pueden ir desde el caos a la paz, por lo general, con unas cuantas respiraciones profundas y técnicas para centrarse – no es gran cosa.

La dificultad aparente es el permanecer en la alegría y el amor, y no volver a caer en viejos patrones.

ESTO REQUIERE una vigilancia – que es el tema de Hoy.

Hoy quiero compartir la historia de Anita Moorjani, una mujer que tuvo una experiencia cercana a la muerte; entró en la Luz y se curó por completo en un instante. La parte que quiero compartir acerca de la historia de Anita es sobre una entrevista que oí, de cómo comenzó a deslizarse en la duda y el miedo casi de inmediato “cuando ella regresó a la Tierra” de su experiencia.

Sólo he oído contar esta parte de la historia una vez (que pueda yo recordar ), ¡y creo que es la mejor parte de su historia! Porque me parece que muchas personas que han tenido un despertar espiritual son succionadas hacia abajo en la oscuridad.

Así que aquí está una mujer que vio absolutamente La Verdad. Vio la luz, vio la Unidad, vio el Amor, vio que no existe la enfermedad, que no hay muerte, que fue sanada de cáncer y tumores por completo y todavía volvió a caer en viejos patrones de miedo y duda.

¡Pensé que eso te inspiraría!

¡¡Sin duda me inspira a mí!!

También comparto en el video de hoy cómo regresó a sus sentidos y tomó la decisión de dedicar su vida a compartir su historia y experiencias con otros.

Si estás interesado en saber más acerca de Anita Moorjani, su sitio web es www.anitamoorjani.com y ha publicado un libro titulado “Dying to Be Me”(“Muriendo Para Ser Yo”).

 


VIGILANCIA

En el vídeo de hoy, leo de Un Curso de Milagros algunas declaraciones acerca de la vigilancia.


 

“Estar atentos sólo para Dios y su Reino”.
– Un Curso de Milagros

 

Por lo que se oye a menudo en la Biblia, “Buscad primero el Reino”, y : “Buscad primero el Reino” significa la (nueva) forma de ser de tu tarjeta.

Estás buscando allí en primer lugar. Estás siendo atento a lo que está en esta tarjeta. “Soy un niño de Dios. Estoy en la luz, todo es uno”. Ahora serás vigilante a ello.

Esto requiere maestría. Se necesita vigilancia.

También estás siendo vigilante en contra de tu “(vieja) forma de ser” – quejándote, criticándote a ti mismo, caminando en vergüenza.


“Estar atentos sólo para Dios y su Reino. Este es un paso importante hacia un cambio fundamental”.
– Un Curso de Milagros


 

Y eso es a lo que le estamos apuntando en este Programa de 40 días: al cambio, un “cambio fundamental” que se pega a ti, y no un cambio que dura un momento sólo para luego caer de nuevo a tus viejos patrones.

Debes tener una prioridad clara para la vigilancia.

 

A pesar de todo, te verás tentado a volver a tu antigua forma de ser durante todo el día.

Estamos en entrenamiento mental por 40 días. Estás entrenando tu mente para darte cuenta cuando te deslices de nuevo a los viejos patrones, a las viejas formas de pensar.

Y ahora estás eligiendo tomar una decisión diferente.

 


“Se te pide consistencia a pesar del caos.”
– Un Curso de Milagros


 

El mundo va a seguir haciendo todas las cosas que normalmente hace. La gente seguirá actuando de la manera que siempre actúa.

Y durante 40 días, estarás vigilante al estar en el centro del caos, te sostendrás a ti mismo centrado en el amor, velando.

“He aquí, pues tu consistencia se te pide a pesar de caos.”

Permite que todo sea exactamente como es. Deja que el caos sea el caos. Deja que la gente sea tan loca como quieran ser. Se te llama a la consistencia y la vigilancia.

 

¡PERMANECE DE PIE
EN TU CÍRCULO!

 

Los milagros no ocurren cuando estás ubicado en el sistema de pensamiento del miedo, siendo tu falso yo, como una identidad corporal.

Nada sucede en ilusiones, excepto la repetición de lo que siempre has tenido, los problemas, la enfermedad, la preocupación, la duda. Cuando no quieres más esas cosas, se entra en un período de lo desconocido. No se sabe muy bien lo que va a ocurrir a continuación, pero estás dispuesto a intervenir con el corazón abierto, mente abierta y practicas tu vida de manera diferente.

MUCHAS GRACIAS.

1.Sigue viéndote a ti mismo como desde la altura de un halcón.

2. Continúa orando sin cesar. SÉ tu verdadero yo – Recuerda la Luz del mundo y que tú no estás solo.

3. Comprométete a 30 minutos por día (mínimo) para tener un tiempo tranquilo centrado, sin distracciones. Voy a describir esto con más detalle mañana, el día 5. Éste es un tiempo a solas con Dios. Piensa en ello como el tiempo en el que te vas a reunir con un amigo, a quien amas absolutamente y quien te cuida, te adora y te ama. Es un momento de descanso, de relajación y de celebración.

4. Ten una prioridad clara para la vigilancia.

 

 


Si has encontrado que este programa ha sido de valor para tu vida, siéntete en libertad para contribuir con una donación, esto permitirá que el programa se pueda seguir ofreciendo gratuitamente.
Quiero Donar

Únete a Nuestro Grupo de Facebook


TRANSCRIPCIÓN DE VIDEO/AUDIO:

Día 3: Vigilancia

 

¡Hola bienvenido!

Este es el Día 3. Soy Lisa Natoli y estoy feliz de que estés aquí. ¡Es un gran día para los milagros!

Yo quería decir para empezar que los milagros no toman ningún tiempo. No se necesita ningún tiempo para ser lo que eres. No se necesita ningún tiempo para ser amor y luz, porque la luz es lo que eres. Lo que a veces hace tomar 40 días es el cambio de tu antigua forma de ser, a la verdad de lo que eres, hasta que se adhiere a tu manera de ser.

Así que puedes cambiar fácilmente eso; lo llaman una vibración, un estado de ánimo, y se siente la alegría de ello inmediatamente. Lo que suele ocurrir es que la mayoría de las personas no pueden permanecer allí, se deslizan de nuevo en las viejas formas, ya que las viejas formas están tan arraigadas en los patrones habituales que de manera natural se deslizan de vuelta.

Estos 40 días son un tiempo en el que estás sosteniéndote a ti mismo constantemente en este nuevo lugar y puede sentirse incómodo, pero lo puedes hacer; sin embargo se puede ver que es posible, y el tema de hoy es “Vigilancia”. Un Curso de Milagros habla de este tema.

También me gustaría compartir una gran historia de una mujer llamada Anita Moorjani y quiero vincular esto con la “vigilancia”, porque ella mencionó una pequeña cosa en un video que vi. Nunca la oí decirlo otra vez y siento que es lo más importante que ella ha escrito; sin embargo, no se escucha hablar mucho de ello.

Sólo un poco de antecedentes sobre ella: ella es una increíble, increíblemente bella profesora, y no era más que una mujer, no creo que ella estuviera en un camino espiritual; desarrolló cáncer y se puso tan mal que su cuerpo se llenó de tumores. Llegó al punto en que ya no podía caminar y estaba enferma, no era más que una persona enferma.

Lo que pasó es que tuvo una experiencia a la muerte, dejó su cuerpo. Fue llevada de urgencia al hospital y ella ‘murió’ de acuerdo con lo que el mundo llama muerte. Ya sabes, tenía la línea plana en el electrocardiograma y, literalmente, se fue a la luz y vio que todo es uno. Ella vio que sólo hay amor, que todo está conectado, que no hay enfermedad.

Su cuerpo todavía estaba allí en el hospital en una mesa y vio que ella no era el cuerpo, que era libre. Ella era totalmente libre, se sentía segura… era sólo esta increíble sensación de paz y no quería volver. Una vez se tiene una experiencia como esa, ¡realmente no se quiere volver aquí!

Su padre se presentó y dijo: “Queremos que vuelvas. Por favor, regresa y dile a la gente lo que has aprendido”; no quería en un primer momento y luego dijo: “Sí”, y aterrizó de nuevo en su cuerpo y se curó completamente. No hubo más tumores, más enfermedad; eso me encanta, me encanta esta historia.

Lo que se describe en esta charla que escuché fue que cada día después de que ella regresó aquí, de nuevo en su cuerpo, de vuelta en el mundo, ella comenzó a perder esa memoria. Así que ella es alguien que tuvo una experiencia total de una visión física del mundo real, ella lo vio. Ella vio lo que los científicos cuánticos están demostrando que es cierto: que sólo hay luz, que todo es uno, que sólo hay amor, que no hay ataque o enfermedad, quejas, que no hay cielo o infierno. Este mundo es lo que es el infierno.

Luego tuvo una experiencia física de curación espontánea y ella aún así cayó en duda. Dijo que a medida que ella regresaba aquí, comenzó a volver a los viejos hábitos de miedo otra vez. Por lo que vio en esa experiencia, por lo que sabía, la gente empezó a atacarla. Había publicado su historia, la historia de su experiencia cercana a la muerte en un sitio web de experiencias cercanas a la muerte y la gente empezó a atacarla y no podía lidiar con ello. Ella dijo: “Yo no quiero hacer esto”, y tomó una decisión, “he terminado! Sólo voy a ir a trabajar, a un trabajo regular, vivir mi vida y saber lo que sé “.

Una mujer, una amiga de ella, la invitó a hablar en la conferencia de otra mujer y ella dijo: “No, yo no hago ese tipo de cosas”. Su amiga le dijo, “¿Estás loca? El mundo necesita escuchar ese mensaje!”. Así que tomó esta decisión, se quedó en silencio, lo pensó y dijo:”Sí, voy a hacerlo”.

Así que se fue y dio la plática y se sintió muy bien. La gente estaba tan feliz de que ella estuviera describiendo y compartiendo esta experiencia. Cuando se despertó a la mañana siguiente, había un correo electrónico de Wayne Dyer diciendo: “Quiero traerte a Hay House y quiero ayudarte a conseguir que tu mensaje llegue al mundo.”

Hay tantos elementos de esa historia que me encanta, la parte cuando dice “Sí.” Tú sabes, dices: “Sí, voy a compartir de mí”. Y todo el universo conspira a continuación para ayudarte.

La parte de la que quiero hablar hoy, es la parte de deslizarse de vuelta. Una vez más, me encanta Un Curso de Milagros, como decía ayer, ya que permite que cada persona tenga esa experiencia que Anita Moorjani tuvo, sin enfermarse y sin morir.

Literalmente, vas a ver la unidad y este es el lugar en el que vivo. Lo veo todo diferente de lo que solía verlo. Veo con lo que Un Curso de Milagros llama “visión de Cristo.” Ves que todo es uno y yo estoy compartiendo este mensaje. Y lo que yo sé que es verdad es que se necesita vigilancia. Todos los días, tengo que practicar y entrenarme a mí misma como vigilante, eso es sólo parte de cómo es.

Es como dijo Anita, es muy denso aquí; este mundo es muy pesado, te tira abajo hacia la oscuridad si no estás alerta. Así que cada día tengo una práctica. Tengo una rutina de la mañana, tengo una práctica diaria de centrarme a mí misma. Paso tiempo con Dios todos los días, es lo más importante que hago y me sintonizo a esa frecuencia. Así que es como conectarme a mí misma, un viraje en mí misma… creo que eso es lo que se requiere, que tienes que recordar la verdad.

Quería leer algo de Un Curso de Milagros sobre la vigilancia y dice, “Sé vigilante sólo para Dios y su Reino”.

A menudo se oye en la Biblia, “Buscad primero el Reino”, y así “Buscad primero el Reino” significa la (nueva) manera de ser de la tarjeta. Estás buscando allí en primer lugar. Estás siendo atento a lo que está en esta tarjeta. “Soy un niño de Dios. Soy luz, todo es Uno”. Y te estás sosteniendo a ti mismo en este lugar.

Una vez más, se necesita el dominio. Se necesita vigilancia y estás siendo vigilante en contra de tu “(vieja) manera de ser ” – quejándote, criticándote a ti mismo, llevando alrededor la vergüenza.

Dice: “Sé vigilante sólo para Dios y su Reino. Este es un paso importante hacia un cambio fundamental”.

Y ese es el objetivo aquí, “cambio fundamental” que se pega, que no cambia, no el que dura un momento para luego volver a caer a tus viejos patrones.

Se dice en un Curso de Milagros que tienes que tener “una prioridad clara para la vigilancia.”

“Esta lección es inequívoca en lo que enseña, no debe haber excepciones, aunque no niega que la tentación de hacer excepciones podría ocurrir.”

A pesar de todo te verás tentado a volver a tu antigua forma de ser, durante todo el día.

La formación, el entrenamiento mental que estamos haciendo por estos 40 días y lo que Un Curso de Milagros es, es que estás entrenando tu mente para ver cuándo te deslizas de nuevo allí. Pero ahora estarás tomando una decisión diferente.

Realmente se puede mirar esta “Vieja forma (Falsa) de Ser”, como la tentación. No vas a tener la tentación durante 40 días, eres un maestro y verás que todo se puede hacer.

Entonces dice: “He aquí, pues, tu consistencia que se te pidió a pesar del caos”. Me encanta que vas a ver que todo el mundo está haciendo todas las cosas que normalmente hace. Y estás pidiendo que te permitas responder y que estás de pie en el centro del caos sosteniéndote a ti mismo, centrado en el amor, velando. “He aquí, pues, tu consistencia que se te pidió a pesar del caos”.

Te vas a permitir que todo sea exactamente como es. Deja que el caos sea el caos, deja que la gente sea tan loca como quiera ser. Se te llama a la consistencia y a la vigilancia. Entonces dice: “Creas por (a causa de) tu Ser Verdadero.” El ser verdadero, aquí es donde ocurre la creación.

La creación no se produce, los milagros no se producen, cuando te encuentras en el sistema de pensamiento del miedo y de tu falso ser, como una identidad corporal, nada sucede allí. No pasa nada, excepto la repetición de lo que siempre has tenido, los problemas, la enfermedad, la preocupación, la duda, y cuando no quieres más esas cosas, entras en una especie de período de desconocimiento. No se sabe muy bien lo que va a ocurrir a continuación, pero estás dispuesto a intervenir con el corazón abierto, mente abierta y de manera diferente.

Dice: “La plenitud del Reino no depende de tu percepción”. Entonces, ¿lo que Anita vio, estaba ocurriendo antes de que lo viera, ¿ves? La luz ya está aquí, no puedes verla aún, y cuando la veas sabrás que siempre estuvo ahí. Así “La plenitud del Reino no depende de tu percepción, pero sí de tu consciencia de plenitud”. Así que te das cuenta de tu plenitud.

Aquí dice, “Es sólo tu consciencia de que necesitas protección, ya que el ser no puede ser atacado”. Tu Verdadero Ser no puede ser atacado. Eres luz pura y simplemente voy a seguir reforzando la verdad sobre ti mismo durante 40 días hasta que se te pegue. “La vigilancia es esencial. Las dudas sobre el ser no deben entrar en tu mente o no se puede saber qué eres con certeza”.

En el principio no estás seguro de que eres todo luz y eso está bien. No estás más que permitiéndote tener fe y decir: “Tal vez eso es cierto” y cada vez más se verá que es cierto. Dice: “La vigilancia no es necesaria para la verdad, sino que es necesaria contra las ilusiones”. Esto es tan importante. “Tu vigilancia es necesaria en contra de tu vieja y falsa forma de Ser”.

Durante 40 días te estás viendo a ti mismo como un halcón y estás siendo vigilante para atraparte a ti mismo cuando estés haciendo alguna de estas cosas en tus tarjetas, esforzándote, teniendo la intención de hacer que sucedan las cosas, estar en duda en torno al dinero. Todos los dichos que tienes como, “Estoy tan ocupado, es difícil, las cosas son difíciles.” Estoy siendo vigilante y me estoy atrapando cuando estoy teniendo estas creencias.

“Tu vigilancia contra la enfermedad es la única manera de curarla. Una vez que tu mente esté curada, irradias salud y por lo tanto enseñas la curación. Esto te establece como maestro que enseña como yo. “Y Él” como yo “es Jesús, la misma mente que estaba en ese hombre que caminó en esta tierra hace 2.000 años. Jesús es el autor de este libro. Él fue capaz de llegar a través de una mujer llamada Helen Schuman en la década de 1960 hasta los años 70, y se comunica a través de su mensaje.

Así que es brillante, es un documento brillante que somos capaces de leer; estas palabras que Jesús aquí nos está diciendo acerca de lo que queremos saber, lo que queremos oír. “Una vez que tu mente está curada, irradia salud y por lo tanto enseña la curación. Esto se establece como un maestro que enseña como yo. Se requiere una vigilancia de mí tanto como de ustedes y los que optan por enseñar la misma cosa es necesario que estén de acuerdo acerca de lo que creen.“. Por lo tanto: ¡Vigilancia!

Hoy, todo lo que pido hacer es en realidad mirar por cuánto tiempo puedes permanecer en ese lugar y hoy quiero que mires esta tercera parte de tu carta de compromiso, “Me comprometo a 30 minutos al día como mínimo de tiempo de silencio concentrado, sin distracciones, para escuchar, escribir un diario y la meditación”.

Lo que te pido hacer en ese momento es permanecer constantemente en la luz, simplemente permanecer en ese lugar constantemente. Quédate allí, en el descanso y la relajación. No estamos tratando de lograr nada, simplemente permítete pasar el tiempo con Dios, pasar tiempo en el sistema de pensamiento del Amor y crea una práctica diaria de la misma.

Estamos en esta tercera parte en la carta de compromiso – hicimos un compromiso , ésta es una práctica diaria. Lo llamo “pasar tiempo con Dios”. Se podría definir como pasar tiempo con el amor, ya sabes, pasar tiempo en la alegría, como quieras llamarlo. Pero te vas a quedar en esa frecuencia durante 30 minutos como mínimo, sin distracciones.

Al principio probablemente sentirás resistencia sobre esto. No tienes que saber cómo hacerlo y yo sólo quiero que veas por ti mismo lo que se siente, al igual que Anita. Ella pasó un tiempo en la luz, se fue más allá del cuerpo, dejó su cuerpo sobre la mesa. Así que eso es lo que estás haciendo en estos 30 minutos, está dejando tu cuerpo sobre la mesa.

Vas más allá del cuerpo en la mente que es tu Ser, a la luz donde se sabe que todo es uno. Es posible que tengas que fingir en un primer momento. Es posible que tengas que pensar: “Está bien, me siento como que estoy fingiendo. No veo nada”. Eso está bien. Pero lo que sucederá es que cuando vuelves, ves que el cuerpo es diferente, te curaste, te curaste completamente.

Se requiere vigilancia contra las ilusiones. No se requiere vigilancia para ser lo que eres. Te amo, Te honro y gracias.

Únete a Nuestro Grupo de Facebook