Hoy veremos la verdad en el otro reconociendo al “Rey” dentro de ellos.


VIDEO CON LISA NATOLI

 


DÍA 28 AUDIO EN ESPAÑOL


El tema de hoy está inspirado por mi hermosa amiga Linda Leland.

Se llama “Habla con el rey.”

Se trata de ver la verdad en otro reconociendo el “Rey” (el Cristo) en ellos y el Rey saldrá a la vista.

Para poder ver el “Rey” en otro, primero tienes que ver al Rey en ti mismo. Esta es la visión de Cristo.

Esta es la mejor forma de dar amor (un Curso de Milagros llama a esto “caridad”) – para ver más allá del cuerpo y a reconocer el espíritu.

 


“La caridad es una manera de ver a otro como si ya hubiese llegado mucho más allá de lo que en realidad ha logrado en el tiempo hasta ahora.”

Un Curso de Milagros


 

 


PRÁCTICA / EJERCICIO DEL DÍA :

1. Ver el video del Día 28 (o escuchar el audio o leer la transcripción).

2. Revisa tu tarjeta de tu Falsa (Antigua) Forma de Ser y ver cuánto has cambiado.

3. Rompe y tira a la basura tu tarjeta de tu Falsa (Antigua) Forma de Ser. Nos estamos trasladando de “verte a ti mismo como un halcón” a SER lo que eres como Dios te creó, por lo que no es necesario la tarjeta ya. No eres ninguna de esas cosas.

 


Si has encontrado que este programa ha sido de valor para tu vida, siéntete en libertad para contribuir con una donación, esto permitirá que el programa se pueda seguir ofreciendo gratuitamente.

Quiero Donar

Únete a Nuestro Grupo de Facebook

 


TRANSCRIPCIÓN DE VIDEO / AUDIO:

Día 28: Hablar con el rey

¡Hola, bienvenido! Este es el Día 28 y el tema de hoy es “Habla con el Rey.”

El tema de hoy fue inspirado por mi hermosa amiga Linda Leland. Me encanta este porque muchas personas son capaces de hacer este trabajo cuando están solos y al momento de estar con otras personas, regresan a sus viejos hábitos. Esto es sólo un gran recordatorio para ti mismo para centrarte cuando estás en público o estás con otras personas, y es una manera divertida de recordar con quién estás hablando.

Quiero pasar el siguiente par de días repasando en escuchar y ver con la visión de Cristo, luego después de 30 días vamos a estar entrando en una nueva fase que es acerca del propósito.

Este es un experimento de 40 días, al igual que Jesús como nuestra fuente de inspiración, y es un período que tendrá su final. Muchas personas quisieran quedarse en los 40 días, con vídeos cada día pero llega un punto en el que realmente ven que tienen alas para volar. Ese es mi trabajo, a echarte del nido y decir, “Bueno, tienes todo lo que necesitas y ahora es la hora de salir”. Esto es lo que Jesús hizo, dejó el desierto y no había realizado un sólo milagro antes de los 40 días.

Quiero que recuerdes lo que hiciste cuando firmaste un compromiso, al igual como Jesús le dijo adiós a su antigua vida, tú tuviste una mente abierta y dijiste, “Bueno, voy a entrar a un nuevo espacio” y no regresarás a esa vieja vida ya.

Este lugar en el desierto es una forma de hacer una conexión con Dios y ser conducido por el Espíritu para ser tentado. Él fue conducido para ser tentado por el diablo y tú has venido aquí para ser tentado por el ego, y ver que nada puede tentarte, no volverás a tus juguetes afilados ya.

Son 40 días, vives aquí de forma coherente y ves que lo puedes hacer, y estás eligiendo para Dios. Tú dices, “Señor, aquí estoy. Mi vida es tuya ahora”. Y una vez que la conexión se ha realizado y dejas el desierto, ahí es cuando los milagros comienzan a suceder. Tú tendrás seguidores como Jesús.

Es una llamada, sales de este lugar como una luz en el mundo y la luz que eres, no por algo que hagas, sino la luz que eres llama a otros fuera de la oscuridad para que te sigan. No es que te sigan en el sentido de ser un profesor o un gurú, están siguiendo la luz, de la misma manera que me has seguido.

Lo que un buen profesor hace es simplemente recordarle a todos el poder que tienen y les ayuda a salir. Jesús tenía discípulos, y en cierto momento dijo, “Bien, ahora iráis sin mí, porque Dios está con vosotros. Vosotros sois médicos del Señor, salid y sanad a los enfermos y resucitad a los muertos”. Por supuesto, esto trae mucho miedo en la gente porque piensa, “no sé cómo” y no necesitas saber cómo porque no eres tú quien va a estar haciendo la curación.

El recuerdo de tu identidad es como la curación se consigue y siempre recuerda, “no estoy solo”, pues es Dios quien está haciendo la curación. Si miras las historias de Jesús de la Biblia, Él siempre dice lo mismo. “No soy yo, sino mi Padre que hace las obras”. Él dijo, “Yo y el Padre y el Padre en mí. Toda la gloria a Dios. No soy yo”.

Entonces, lo que me gustaría hacer hoy es simplemente fortalecer la manera de cómo interactúas con la gente. Así que “hablar con el Rey” es este gran divertido recordatorio cuando estás con otra persona para hablar a la luz que hay en ella. Es un recordatorio de ir más allá del cuerpo, más allá de la persona, más allá de la historia, más allá de la identidad y hablar con el Rey. Cuando hablas con el Rey en una persona, el Rey sale.

Lo que he descubierto en mi vida, es que la única cosa que todos realmente quieren es ser vistos y escuchados, y a no afiliarse a alguien en su sufrimiento, sino a estar realmente presente con el otro. Durante muchos años yo no estaba presente. En mi mente siempre pensaba, “tengo que estar en algún otro lugar”. Mi historia era, “estoy tan ocupada”. Esa fue mi historia y mi vida física me dio una apariencia de estar ocupada todo el tiempo.

Tomé esta decisión que yo iba a estar presente. Yo sólo ia a estar realmente presente con otra persona cuando yo estaba con ellos. Voy a mirarlos a los ojos, voy a soltar mis historias de quiénes creo que son. Me voy a olvidar de su pasado, olvidar mi pasado, y escuchar y saber que Dios está conmigo, y sólo veré su santidad y su inocencia, y al principio tienes que practicar esto.

Lo que quisiera leer es del texto de Un Curso en Milagros, Capítulo Uno. Habla acerca de lo que se llama “caridad”, y dice que “la caridad es una forma de amor”. Dice, “La caridad es una manera de ver a otro como si ya hubiese llegado mucho más allá de lo que en realidad ha logrado en el tiempo hasta ahora“.

Esto es muy similar a la enseñanza horizontal/vertical que compartí cuando sales de tu línea de tiempo, y puedes aterrizar en un tiempo futuro y tal vez sólo un minuto realmente pasó en esta secuencia de tiempo, pero en realidad han pasado diez años. Todo el drama y los eventos y enfermedades se desprenden, y no tienes que ir a través de ellos de nuevo, porque no necesitas las lecciones del perdón ya.

Esto es el mismo. Sólo que esta vez ayudarás a tu hermano ir mucho más allá de sus logros al verlo más allá de sus logros. Entonces, ¿cómo luce esto? Alguien me cuenta una historia de cuando están enfermos, y que están tristes, y no tienen dinero, y que son una víctima. Nadie dice que es una víctima, pero es como las personas actúan a menudo. Tú simplemente les recordarás su propia herencia real, recuerdas tu propia identidad.

No se puede ver al Rey en otro hasta que te acuerdas del Rey en ti y el niño santo en ti. Luego desde ese lugar estás viendo directamente a través de la historia y ahora estás realmente escuchando. Aquí es donde está escuchando la voz de Dios acerca de qué decir y qué hacer, te estás uniendo con otro y estás viendo más allá de su historia. En realidad los estás viendo a ellos como completos y libres de esa historia, y quiero que sólo que practiques con esta idea de ver al Rey en el otro.

De nuevo, no puedes ver al Rey en otro a menos que sepas del Rey en ti mismo primero. Es realmente una práctica rápida para recordar quién eres como luz, como amor, alegría, como uno.

Quería cerrar con esta gran carta que recibí y quiero que busques tu tarjeta de tu “Falsa (antigua) Forma de Ser” hoy. Voy a leer esta carta. Dice, “Hola Lisa. Muchas gracias por el amor que usted comparte. Quiero compartir con ustedes una experiencia que tuve esta noche. Esta noche me encontraba revisando mi carta de compromiso y también la “Falsa (antigua) Forma de Ser” y la tarjeta “La Verdadera (nueva) Forma de Ser”, y cuando he leído todo lo que yo había escrito en el “falso modo de ser”, he descubierto sentí nada de lo que yo había escrito”.

“Yo no podría creer que hace apenas sólo unas semanas dolorosamente escribí todas estas cosas, el llanto y el dolor físico y emocional, sin imaginar jamás que yo podría realmente ser libre de esas experiencias y sentimientos y pensamientos. Esta noche cuando he leído estas palabras, era como si yo estaba leyendo el diario de otra persona. No podía creer realmente que sentía todas estas cosas hace apenas unas semanas, y ahora estar experimentando lo que estoy experimentando esta noche. Gracias, Lisa, soy una hija de Dios. Señor, aquí estoy.” Muchas gracias, eso me encanta.

Quiero que tengas tu tarjeta de tu “Falsa (antigua) forma de ser” y quiero ver realmente si estas cosas se han ido ahora de tu vida, y si no, no te preocupes. A continuación, quiero que la rompas. Quiero que rompas esta tarjeta y lo que vamos a hacer es, vamos a estar cambiando de estar viendo y haciendo, a ser.

Esta tarjeta que tengo aquí es vieja, yo la conservé, y no soy ninguna de estas cosas ya. Tú sabes, quejarse, procrastinar, débil, temerosa, llena de dudas. Haciéndome la pequeña, ocultándome y sintiéndome culpable todo el tiempo, nunca lo suficiente, nunca lo suficientemente buena. Es así como, ¿quién es esta persona? Deseando que mi vida fuera diferente, deseando, preguntándose, esperando, perezosa, distraída, sentenciosa, llena de vergüenza.

Sólo quiero que le eches un vistazo y ver lo mucho que has avanzado y, a continuación, quiero que simplemente te deshagas de esa tarjeta. Vamos a pasar de ver como un halcón a Ser ahora. Estamos cerca del final de nuestros 40 días, y tiene alas para volar y realmente vas a empezar a usarlas, vas a ver.

Te doy las gracias por estar aquí conmigo. Te amo, te honro, te veo. Veo el Rey en ti. Gracias.

 

Únete a Nuestro Grupo de Facebook