VIDEO CON LISA NATOLI

 


DÍA 13 AUDIO EN ESPAÑOL


Eres la obra de Dios y su obra es totalmente adorable y totalmente amorosa. Así es como debes pensar de ti mismo en tu corazón, porque esto es lo que eres.


Me encanta la idea de “pensar” con el corazón.

La mayoría de las personas piensan con la cabeza – que es sobre todo palabras, lenguaje, símbolos, conceptos, ideas y creencias. Pensar con la cabeza implica el análisis, la memoria, sopesando las consecuencias, pensando en el pasado y tratando de determinar lo que deben hacer para el futuro sobre la base de los resultados.

En otras palabras, estás tratando de resolver las cosas por la lógica sobre la base de lo que has aprendido y recogido en el tiempo y el espacio.

Cuando se piensa con la cabeza, intentas “entender las cosas en función de su línea de tiempo”.

Pero cuando se “piensa” con el corazón, ¡¡es caída libre!! Se requiere confianza.

Pensar con el corazón es la espontaneidad, la intuición y las corazonadas.

Tu “corazón” sabe qué hacer.

No estoy hablando de tu corazón físico, pero si del “corazón” que es el Amor que eres.

Es una guía interior, que está conectado a todos.

Aquí están algunas frases que a menudo has oído:

“Sigue a tu corazón.”
“Escucha a tu corazón.”
“Piensa en tu corazón”
“Sabe en tu corazón.”
“Ir a donde tu corazón te lleva.”
“Permite que tu corazón te guíe.”

Hoy sigo con la ilustración de la idea de la percepción horizontal/vertical de Un Curso de Milagros, con una invitación para que “pienses en tu corazón” – para conocerte a ti mismo como una obra de Dios, en su totalidad amable y amorosa, ¡porque esto es lo que eres!


EJERCICIO/PRÁCTICA DEL DÍA:

  1. Mira el video del Día 13 (o escucha audio o lee la transcripción).

  2. Piensa con tu corazón. Piensa en tu Ser como la obra de Dios – completamente adorable y totalmente amorosa, porque esto es lo que eres.


Si has encontrado que este programa ha sido de valor para tu vida, siéntete en libertad para contribuir con una donación, esto permitirá que el programa se pueda seguir ofreciendo gratuitamente.
Quiero Donar

Únete a Nuestro Grupo de Facebook


TRANSCRIPCIÓN DE VIDEO/AUDIO:

Día 13: Un cambio repentino de percepción horizontal a vertical.

¡Hola bienvenido! Soy Lisa. Bienvenido al Día 13, quería continuar con estos ejemplos, hoy el tema es “un cambio repentino de la percepción horizontal a vertical.”

No quiero que te preocupes si esto parece muy complicado. Sólo te estoy mostrando una forma que ha sido muy útil para mí. Lo que hice en esta fue añadir la primera ilustración que hicimos de moverse a través de las nubes. Así que lo que he hecho aquí es que puse el ejemplo de ayer en el círculo de miedo.

Ayer te di esto y quiero que sólo pienses en lo que esto significa. Así que ahora mismo, estás en lo que parece ser un momento presente y si te pidiera que me hablaras de tu historia, es probable que me hablarías de tu pasado. Y si te pidiera lo que quisieras pasara en el futuro, deberías decirme algo acerca de tu futuro y cada persona que está en la tierra puede hacer lo mismo. Así que eso es lo que hacen los cuerpos, todos tenemos nuestra propia identidad personal y todos estamos mezclados, al igual como estamos todos aquí.

Lo que quería mostrarte, simplemente usando este ejemplo es, que de eso se trata aquí. Así que esa es tu línea de tiempo y lo que pedí que hicieras el otro día fue pensar en todas las formas en que has buscado tu felicidad externamente.

Sabes, parar y estar quieto, y tener la determinación de ver a todos y todo como tu amigo, e ir a través de las nubes, y estar en ese estado de ser. Este es un estado de ser, esto es un estado de mente.

Cuando buscas soluciones te enfocas en hacer más dinero, encontrar un trabajo mejor, hacer una dieta, y no hay nada de malo en estas cosas, pero ya ves que no te lleva al lugar en donde realmente quieres estar. Ves que lo que va a pasar, una vez que te mudas hacia acá, es que vas a hacer todas estas cosas, pero en un nuevo estado de ser.

Así que voy a ponerme en forma, o voy a ganar dinero o conseguir un trabajo diferente o lo que sea que estés tratando para encontrar tu felicidad. Pero lo que está sucediendo ahora es que estás haciendo el cambio a la felicidad primero, y luego todo lo que estás haciendo desde este lugar es una experiencia totalmente diferente.

Lo que estaba introduciendo ayer, y yo no quiero dejar esto porque como he dicho, estamos permitiéndonos a nosotros mismos desprendernos del miedo, estamos dejando el conflicto atrás. Estamos diciendo, “No me sirve. Yo no lo necesito. No quiero participar en el conflicto más, no quiero los chismes más. No quiero contar historias, no quiero atacar, criticar y culpar. No quiero sentirme culpable. No quiero atacar a los demás y no quiero atacarme a mí mismo”.

Es importante que acabemos este tipo de charla antes de pasar a otras cosas, la visión de Cristo y escuchar la voz de Dios. En este momento de quietud, he estado hablando mucho acerca de la quietud y de seguir estando en este momento y que te olvides de tus aventuras del cuerpo. Te das este regalo de decirlo durante cinco minutos; quería poner ésta línea, se trata de una cita de Un Curso de Milagros, “Por cada cinco minutos dedicados a oír la verdad, mil mentes se despiertan y mil años se ahorran”.

En este instante santo donde yo estoy diciendo tranquila, “Sí, me recuerdo que soy Espíritu, soy libre, estoy completo, yo soy uno con Dios.” En ese momento, porque todas las mentes están unidas con la mía, mil mentes fuera allí en el tiempo y el espacio están experimentando una agitación. Encuentran un libro, están escuchando una canción, están teniendo una experiencia porque yo estoy descansando en mi propia mente.

De modo que sucede en el instante santo, y esto es justo en ese momento de quietud, de salir, literalmente por completo, en este estado de la mente no hay nada que perdonar. Y se puede salir aquí y soltar de nuevo, en este estado de ser. Ahora todo lo que pido hacer es simplemente notar cuándo caes de nuevo en los viejos hábitos.

Puse este pequeño círculo aquí como un recordatorio para mí sólo por esto, “Eres el Trabajo de Dios y su Trabajo es totalmente adorable y totalmente amoroso. Esta es la forma en que un hombre debe pensar de sí mismo en su corazón, porque esto es lo que es”. Cometí un pequeño error aquí y decidí dejarlo porque quiero animarte a cometer errores.

Ya sabes, el ser humano quiere ser perfecto y pensé, “Oh, ¿debo comenzar toda la página de nuevo?” No, esto es bueno, ¡esto es perfecto! Se llega a un lugar donde ahora estás siendo tu mismo, no estás caminando como en medio de un campo minado, tratando de ser tu versión de lo que piensas debe ser santo, inocente, espiritual. Literalmente todos los bloques y obstáculos comienzan a disolverse a partir de la luz de tu buena voluntad de perdonar y recordar que eres totalmente adorable y totalmente amoroso.

Por eso pedí que hagas el ejercicio Cristo-niño. De hecho, te he estado dando dos cosas diferentes si te diste cuenta. Me refiero a la ilusión y también, cada dos días, traigo de vuelta al niño-Cristo y a tu verdadera identidad como la luz. Y lo he hecho intencionadamente porque yo quiero que recuerdes Quién eres. Mientras lo haces, la luz, que es movimiento literalmente, inicia la disolución de todas estas quejas por sí mismas, pero tú tienes que ser parte del proceso. Tienes que decir: “Sí, estoy dispuesto a permitir que esto ocurra.”

Así que quiero que vuelvas aquí. Hay un par de maneras diferentes que se ven llegar hasta aquí. Es como en el instante santo, recordar la identidad y ¡¡¡Bum!!!, estás allí y lo que pasa aquí es lo que la Biblia dice: que los dos estados se convierten en uno, los dos se hacen uno.

La Biblia habla de los dos permaneciendo juntos y que dos se hacen uno. Todo esto se convierte en uno, cuando estás de pie en un espacio de recordar quién eres y estás teniendo esa experiencia, no estás fingiendo, estas, literalmente, sintiendo la paz. Literalmente, estás llamando a todos a salir del miedo a unirse contigo en el lugar donde te encuentres. Así Un Curso de Milagros tiene esta gran frase del libro de trabajo, Lección 100: “Tu alegría en la tierra llama a todas las mentes a dejar que tus tristezas se vayan y tomen su lugar a tu lado en el Plan de Dios.”

Así que todo lo que te pido es que te mantengas a la captura hoy , de cuando estés en una línea de tiempo horizontal, cuando estés pensando en el pasado, pensando en el futuro y tomes la decisión de ser vertical. Yo quiero que digas simplemente: “Está bien, estoy atrapado en el tiempo y en el espacio, pensando en cómo solucionar mis problemas y yo estoy contando la historia.” Todo lo que hacemos aquí en la línea de tiempo es contar historias a otros cuerpos y personas. Nunca se consigue de esa manera.

Así que lo único que se puede hacer, y es por esto que se trata de un viaje tan personal y por eso he pedido que durante 40 días simplemente te quedes en tus propios círculos. Te pediré que permanezcas en tu propio patio trasero y no cuentes historias, no soluciones tus problemas, no trates de hacer funcionar tus soluciones habituales, sino lo que te he pedido decir: “Está bien, como un experimento voy a probar esto. ¿Puedo durante cinco minutos hoy, descansar en el instante santo?” Sólo para ir en dirección vertical y decir: “Está bien, Dios está conmigo y estoy aquí descansando en este lugar”. Entonces lo que sucede, y no se puede ver con los ojos del cuerpo, es que todo esto está cambiando ahora. Ves a las personas que te rodean que empiezan a cambiar. Tus problemas comienzan a desaparecer, todo cambia, porque esto comienza a disolverse.

Una vez más, mi experiencia de años era simplemente un ir y venir entre estos dos estados de la mente hasta que de repente vino este momento cuando me cansé de ir y venir. Y acabé diciendo, “¡Esto es suficiente! Se trata de un juguete de bordes afilados con el que estoy jugando, que permito que las historias y el miedo tiren de mí de nuevo hacia este lugar. No quiero estar más aquí”.

Lo que hago ahora es, pienso en los problemas o dificultades, todavía tengo todo tipo de cosas que reclaman mi atención en el día a día. Las cosas se rompen, ya sabes, gente molesta, y los veo como hilos. Es un pequeño hilo, no es un gran problema. Estoy muy presente, como si estuviera justo en el momento, diciendo, “Está bien, ¡wow! Me estoy acordando de lo que soy. Estoy recordando quien es esta persona que parece estar enojada o necesita ayuda”. Lo que pasa es que me estoy moviendo ahora y me mantengo constantemente por aquí.

Eso es realmente todo lo que está pasando con Un Curso de Milagros. Es una manera de pasar a un estado de ánimo del Amor. Les agradezco de todo corazón por estar aquí y otra vez, como sigo diciendo, no dejes que esto se complique en tu mente. Esta es una herramienta que ha sido útil para mí y simplemente estoy haciendo un seguimiento de ayer que el perdón es todo o nada. No hay ninguna mancha oscura que estemos dejando atrás ya.

Así que gracias por estar aquí y Te amo.

Únete a Nuestro Grupo de Facebook