VIDEO CON LISA NATOLI


DÍA 1 AUDIO EN ESPAÑOL


Durante los siguientes 40 días, los invito a ayunar y rezar – ¡pero de una manera nueva!


 

AYUNO:

Tomar un descanso (de no participar) de todo lo que está en tu tarjeta de tu falso (antiguo) yo.

ORACIÓN:

SER todo lo que está en tu tarjeta de tu nuevo (verdadero) yo.

 

 

 

Jesús ayunó y oró durante sus 40 días en el desierto.

El ayuno es una decisión consciente y deliberada respecto a la abstinencia o la reducción de algo.

Me encanta la idea de la palabra “rápido” (otra traducción al español de la palabra “fast” en inglés, que también quiere decir ayuno), ya que también cuenta con una definición de velocidad.

Rápido:

  1. Movimiento o capacidad de mover, operar, funcionar o tener un efecto rápido; rápida, veloz, inmediato.
  2. Hecho en relativamente poco tiempo; tener un tiempo relativamente corto.
  3. Movimiento rápido.

Lo que descubrirás durante estos 40 días es que cuando vas más despacio e incluyes la quietud en tu día, realmente vas más rápido! Aumenta tu velocidad, reduciendo la velocidad. Es lo opuesto de lo que enseña el mundo.

Tu energía comienza a cambiar. Las cosas se van desarrollando rápidamente. Consigues despegarte. Los problemas desaparecen.

Todo porque tomas la decisión de reducir la velocidad y permitir que las cosas sean exactamente como son.

Aquí en el mundo, se nos ha enseñado que, a fin de crear el cambio que necesitamos, hay que “hacer”.

 

 

Lo que vas a descubrir es que cuando tomas la decisión de relajarte y reducir la velocidad, verás cambios que se producen por sí mismos.


Al tomar una decisión activa para permanecer en la alegría y el amor y “hacer ayuno” de tus viejos patrones de crítica, culpa, miedo y duda, te sentirás feliz.


Y cuando te sientes feliz, los problemas desaparecen.

Sé que esto parece demasiado básico y simplista para ser una lección importante en la vida, pero ésta es la simplicidad de la misma.

 

El miedo se ralentiza y se vuelve pesado. Es muy pesado, ¡y es sólo un pensamiento! Si te observas a ti mismo como un halcón por un día o dos, verás que esto es cierto.

 


“La oración es una forma de llegar a Dios.”
– Un Curso de Milagros


 

Recibí dos grandes mensajes en Facebook, de la misma mujer:

 

Primer mensaje:

Lisa, el proceso de escribir sobre el “falso yo” está revelándose, por decirlo suavemente. ¡Casi estoy sorprendida de que todavía estoy dando vueltas en este planeta con toda la “basura en el maletero”! ¡¡Uf!! Cualquier consejo sobre la manera de “estar con” pensamientos repetitivos, que se oyen como una cinta. “No puedo, no puedo” parece ser mi música de fondo.

Segundo mensaje(publicado unos minutos más tarde):

Sólo inspirada, mientras caminaba en la planta baja, tarareaba una cancioncilla: “Soy la niña , hija de Dios” – “Soy la Paz, la Paz de Cristo” – ¿sabes? – ¡¡funcionó!! Siendo una ex maestra de preescolar, sé el poder de la música en la transmisión de la información (¿Alguien tiene que cantar el abecedario para decirlo?) Los Milagros ya están fluyendo -woo-woo !!

 

¡Me encanta esto! Estos mensajes demuestran cuán RÁPIDO las cosas cambian cuando se desplazan. Esta mujer pidió consejo y luego sin que yo (o cualquier otro) le diera consejos, ella cambió todo por su cuenta y sintió su alegría.

¿Sabes? Esto funciona.

Otro gran mensaje llegó, el cual amo:

“Mi Falsa Lista fue brutalmente honesta. Tan agradecido por ser como Dios me creó. Sintiendo ya los cambios “.

 

AYUNO:

“Abstinencia de alimentos durante un período de tiempo”

En este caso, durante los 40 días, el “alimento” del que se te pide que te abstengas voluntariamente, es el de tus pensamientos basados en el miedo – todo lo que escribiste en tu tarjeta de tu (antiguo) Falso ser.

No se trata de fingir. Simplemente no te vas a comer el “alimento” que sueles comer (lo que indicaste en la tarjeta de tu antiguo ser), durante 40 días.

Comenzarás a “sentir hambre” y quieres “comer” – lo que significa que tendrás que participar en tus comportamientos habituales de – juzgar, criticar, sentirte culpable, planificar, chismear, atacar.

El ego (lo que la Biblia llama al diablo) dirá: ¡Convierte estas piedras en pan! ¡Continúa como siempre, quejándote, criticando, defendiéndote a ti mismo! ¡Te sentirás mejor!

 

Y como Jesús, vas a decir: NO.

Y en su lugar Rezarás.

Al igual que Jesús, se te recuerda que no estás solo y que Dios está contigo.

Nada te puede tentar.

La verdadera oración no se trata de pedir cosas. Se trata de cambiar tu atención a tu verdadero Yo, a Dios, al Espíritu, a la luz , a la alegría, al gozo, a la Paz.

Te tomas el tiempo para centrarte cuando te sientes loco y caótico. Es tomar una inhalación profunda y voltear tu atención lejos del mundo exterior. La verdadera oración es ir hacia adentro y conectarte con el Amor.

Pienso que es como conectarme a mí mismo.

Cuando te recuerdas “Soy un hijo de Dios” – ésa es la oración.

Cuando te recuerdas que eres amado y amable – ésa es la oración.

Así que… ¡ora sin cesar! ¡Recuerda quién eres en verdad!

 


Si has encontrado que este programa ha sido de valor para tu vida, siéntete en libertad para contribuir con una donación, esto permitirá que el programa se pueda seguir ofreciendo gratuitamente.
Quiero Donar

Únete a Nuestro Grupo de Facebook


TRANSCRIPCIÓN DE VIDEO/AUDIO:

Día 1: El ayuno y la Oración

Hola, soy Lisa Natoli.

¡Bienvenido al Programa de 40 Días! Este es el día 1 y el tema de hoy es “El ayuno y la oración”.

Estoy feliz de que estés aquí! Acabamos de terminar la fase del día 3 para lograr estar listos y preparados. Si acabas de llegar aquí y no lo hiciste, te pido que por favor dejes este video y vayas a la página de miembros y completa los 3 días de los temas ahí. No tienes que tomar 3 días para acabar con ellos si acabas de llegar hoy. Hazlos en el tiempo que te lleve y luego ponte al día aquí, así puedes mantenerte al mismo paso del grupo.

Si has estado aquí y no has hecho la carta de compromiso o las tarjetas de Declaración, yo también te pido que por favor apagues el vídeo y vayas a la página de miembros, encuentra esos enlaces porque eso realmente es la base para estos 40 Días.

Te agradezco tu presencia aquí para experimentar con estas ideas y eso es lo principal. Esa fue la única razón por la que he creado este programa, se debe a que durante años de estudio de Un Curso de Milagros, de maestros espirituales, de tomar talleres, deseaba hablar acerca de estas ideas. Quería tratar de entenderlas y yo en realidad nunca las aplicaba.

Es divertido para mí ahora cuando pienso en ello, pero llegó este punto en mi vida donde yo vi que no estaba haciendo lo que se me estaba pidiendo que hiciera y sólo tomé la decisión de comenzar con una pizarra limpia.

Eso es lo que te pido que hagas hoy aquí, que vengas con una mente abierta, voluntad, y una pizarra limpia.

No importa lo que hayas hecho, no importa si sabes de Un Curso de Milagros o no lo sepas, te pido que dejes caer todas las ideas y tengas apertura. Esta es una experiencia, y la tendrás cuando apliques estas ideas en tu vida.

Estoy usando algunos de los temas principales de un libro que cambió mi vida, Un Curso de Milagros. No es necesario saber acerca de ello, pero voy a estar pasando por algunas de sus ideas principales.

Muchas de las ideas que se encuentran en este libro ahora, ya las están hablando los chicos de la ciencia cuántica. Me encantan las cosas de ciencia, y todo el mundo está diciendo que todo es energía. Sabes que han demostrado que lo que piensas que ves “ahí fuera” como un mundo físico aparente, no está en realidad ahí. Es, literalmente, un espejo de proyección de los pensamientos que mantienes habitualmente en tu pensamiento.

Por lo que los 40 días es el tiempo de tomar consciencia de los pensamientos habituales que inconscientemente pienso. La mayoría de los pensamientos que tienen las personas son pensamientos basados en el miedo y no se puede hacer nada al respecto si no eres consciente de ello. Así que por eso te pido en estos 40 días que realmente tengas como práctica estarte quieto.

Este es tu tiempo. No se trata de atender a otras personas o de hacer cosas, esto es, literalmente, un espacio en el que sólo vamos a vernos a nosotros mismos como un halcón. Te sorprenderá. Probablemente ya estabas sorprendido cuando hiciste la declaración de observar los pensamientos que estás teniendo y la forma en que has estado.

Si sabes estas cosas ¿por qué alguien se puede tratar de esta manera? ¿Por qué me ataco y critico a mí mismo y soy crítico y estoy lleno de vergüenza? Porque creemos que estas cosas son normales. Pues te digo que estas cosas no son normales.

Te pedí que escribieras tu “verdadera forma de ser” y que es el Ser que eres. Tú eres Espíritu, eres luz pura. Eres alegría, eres la felicidad, eres Amor y eso no te lo enseñaron aquí en el tiempo y el espacio. De modo que va a requerir práctica, y podrías sentirte incómodo al comenzar. Podrías dar un salto de fe para vivir de esta manera, porque estamos muy acostumbrados a pensar que somos cuerpos.

Ya sabes, estás tan acostumbrado a pensar que eres tu condición física, que lo que realmente se requiere para terminar con ese patrón de pensamiento es decir: “Muy bien, voy a experimentar con esta idea al 100%.”

Si estás enfermo, si tienes problemas, quiero que simplemente experimentes durante 40 días a dejar de utilizar los ojos del cuerpo para decirte qué creen que eres, pues de otra manera nunca vas a salir. ¡Tienes que llegar a estar en una posición desde la cual digas, “Soy un hijo de Dios!”

Por lo del ayuno … No estamos en ayuno de alimentos, estamos en ayuno de toda la tarjeta de “la forma de ser (antigua) de mentiras”. Así que lo has escrito, y esto se convierte en tu dedicación ahora. Esto va a requerir la maestría, y Jesús era un maestro. La idea de que había un diablo que lo tentó es nada más que tus pensamientos basados en el miedo del ego y los estás invitando ahora a venir a ti para que puedas verlos, para que los puedas ver. A continuación, puedes decir: “No, no voy a tolerar que estén más a mi alrededor. No voy a participar más en ese tipo de pensamiento. No soy esto”.

Estás permitiendo todo para que pueda ser visto; dices: “Sí, quiero ver la forma en que estoy pensando, y la forma en que me siento, y la forma en que me encogí”. Pero no puedes simplemente quedarte ahí diciendo eso. Es necesario tener otro pensamiento que te esté sosteniendo en su lugar. “Yo soy la Luz. Soy Espíritu. Soy Amor. Tengo la Alegría”.

Una de las cosas que me gustan de Un Curso de Milagros es que se dice que hay dos sistemas de pensamiento, el amor y el miedo, y no hay lugar en el que puedan tener un punto de encuentro. Me gusta pensar en ello como si fueran dos círculos y una de las cosas que siempre me pregunto. Ahora como profesora, esto es algo que comparto con otros, preguntar: ¿Dónde estás ubicado?

Siempre estás en uno u otro sistema de pensamiento – el amor o el miedo – en cualquier momento. La manera de saber “tu ubicación” es por la forma como te sientes. Así que cada vez que no sientas alegría, paz y amor, estás en el sistema de pensamiento del miedo. Estás en el lugar equivocado. No quieres estar ahí. Así que te das cuenta, “Ah, ¡estoy en el miedo! Estoy en el centro del miedo”.

Y cuando estás en el centro del miedo, obtienes efectos de ese tipo de sistema de pensamiento.

Lo que estamos haciendo aquí en los 40 Días es que estamos cambiando y estamos viendo lo mucho que podemos permanecer constantemente en el amor. Cuando te quedas en el amor, todo lo que no es amor desaparece.

La Biblia dice: “El Perfecto amor echa fuera el temor.”

Amor perfecto. Si pudieras permanecer en perfecto amor y recordar tu identidad sobre una base consistente, te lo digo, todo tu mundo se transformaría durante la noche. Un Curso de Milagros dice que te transformarás en un instante.

Así que quiero que juegues con estas ideas. Quiero que te diviertas con ellas, quiero que utilices a Jesús como ejemplo. Ya sabes, el tipo que dejó su vida a la edad de 30 años, escuchó un llamado, sintió una agitación, tal como has sido guiado por el Espíritu para que entres en ayuno, en oración, orando por 40 días. Estamos haciendo la dedicación a vivir constantemente en este lugar: “Yo soy Espíritu. Soy vida, soy luz, yo soy el Amor “.

Lo que va a pasar cuando la transformación se lleve a cabo, es que puede ser confuso a veces – vamos a llegar a esto más adelante. Cuando se toma la decisión de vivir de esta manera, todo lo que has enterrado – todo lo que es tu “falsa manera de ser”, que te empujaba hacia abajo, todo el miedo, comienza a agitarse. Se asoma a la superficie. Así que, por un momento, este trabajo puede ser desorientador. Puede sentirse confuso. Puede hacer que te sientas aún más enojado. Lo que estás haciendo ahora es sólo permitir que todo sea como es.

No estás tratando de cambiar nada. No estás lanzando afirmaciones positivas de nada. No estás más que permitiendo que tú mismo puedas ver cómo piensas, cómo te sientes, mirando las palabras que salen de tu boca. Te sorprenderás de verdad.

Te sorprenderá ver y eso es sólo un pensamiento. “Me siento triste”, eso es sólo un pensamiento. No trates de arreglarlo, pero ten en cuenta: “¡Ah! Eso es un pensamiento”.Entonces dite a ti mismo: “Ah, me siento mal, estoy en el sistema de pensamiento del miedo. Di “¡ah, estoy en el lugar equivocado! ” Estás entrenando a tu mente de una manera sistemática para prestar atención, ahora en una forma totalmente nueva.

Así que sólo quería cerrar con la carta de compromiso… me gustaría que leas esto todos los días. Lo que quiero que te des cuenta es de estas dos primeras cosas: La primera de ellas es el ayuno. “Me comprometo a mí mismo a verme como un halcón!” Esa es la parte del ayuno.

La oración es la segunda parte, en la que estás llegando a Dios. Estás llegando al Amor. Estás reconociendo una presencia y un poder en tu vida, y eso es oración.

Cuando se vive de esta manera: “Soy un hijo de Dios”, ésta es la oración.

Ora sin cesar, sé el amor que es consistente y “Vamos a declarar la verdad a menudo”

Estoy tan feliz de que estés aquí. Te amo y estoy emocionada por los cambios que se están produciendo.
Gracias.

Únete a Nuestro Grupo de Facebook